Cómo prevenir el robo de bicicletas (Parte 1): Dónde y cómo se roban las bicicletas

Cada año se roba un gran número de bicicletas. Es una mierda ver cómo te roban en un instante la moto de carretera en la que te has gastado el dinero que tanto te ha costado ganar.

Tendemos a pensar que las bicicletas caras son robadas por ladrones profesionales, pero no siempre es así. Las plataformas en línea han facilitado que cualquiera pueda revender bicicletas y piezas de forma anónima, lo que quizá haya animado a un mayor número de personas a convertirse en ladrones de bicicletas.

Los 5 lugares más comunes donde se roban las bicicletas de carretera

Al observar los casos de robo de bicicletas, se verá que hay lugares en los que los incidentes se producen con más frecuencia que en otros. Aunque lo mejor es evitar o minimizar el tiempo que se pasa aparcado en estas zonas, no siempre se puede elegir. Entender dónde están estos lugares le dará la oportunidad de tomar precauciones adicionales.

1. Su casa

Según datos de la Oficina de Estadísticas Nacionales, más de la mitad de los robos de bicicletas denunciados se produjeron en los domicilios. El garaje o el cobertizo para las bicicletas de su complejo de apartamentos puede ser un punto caliente para los ladrones. Robar en casa por la noche no sólo es menos perceptible, sino que también suele ser más difícil identificar al ladrón en las cámaras de seguridad.

2. Centros comerciales grandes y muy visibles

Debido a que es muy visible para otras personas, algunos pueden creer que lugares como los grandes complejos comerciales son un objetivo menor. Sin embargo, muchos casos de robos denunciados en las redes sociales tuvieron lugar en estas zonas. Incluso si la zona de aparcamiento de bicicletas contara con CCTV, es difícil controlar todas las bicicletas en todo momento.

3. Zonas de aparcamiento en estaciones de tren y escuelas

Debido a que las personas que montan en bicicleta de carretera suelen utilizarlas para sus desplazamientos diarios, las zonas de aparcamiento de bicicletas en las estaciones de tren y los colegios son como una publicidad para los ladrones. La razón por la que hay tantos casos de robo en estas zonas de aparcamiento es probablemente porque los delincuentes son más propensos a fijarse en las bicicletas que suelen estar aparcadas en el mismo lugar durante largos periodos de tiempo de forma regular.

4. Escaparates

Se han denunciado algunos casos de robo en lugares donde la gente permanece poco tiempo, como cafeterías y restaurantes. No se puede tener demasiado cuidado en los cafés donde se reúnen muchos ciclistas. Los ladrones oportunistas pueden tener como objetivo estos lugares, así que no importa lo rápido que pretendas volver a tu moto, asegúrate de tomar precauciones.

5. Grandes eventos de exposición y tiendas dedicadas a las bicicletas

Eventos como los Cycle Shows y las EUROBIKE pueden ser motivo de preocupación, independientemente de su tamaño y de la seguridad percibida. Cuando se agotan los lugares seguros para bloquear la bicicleta, es decir, cuando se bloquea a un objeto inamovible en una zona vigilada, resulta difícil encontrar un lugar seguro para bloquear la bicicleta. Además, debido a la naturaleza del evento, se reúnen en un mismo lugar muchas motos de carretera con especificaciones caras. Esto puede ser tentador para los ladrones, que pueden ganar mucho dinero robando motos enteras o simplemente llevándose piezas que no están aseguradas. Hay casos de robos en los que grupos de ladrones tienen como objetivo sólo estos eventos. Así que mantente alerta aunque estés allí con otras personas afines.

Cómo roban los ladrones su bicicleta

Tanto si se trata de una parada en una cafetería, como si simplemente se deja la bicicleta en el garaje, hay que tener en cuenta cómo se llevan a cabo esos robos de bicicletas. Si conoce estas motivaciones y métodos habituales, podrá reducir al máximo el riesgo de que le roben la bicicleta de carretera.

1. Preparándose para robar bicicletas que ven a menudo

Los manillares caídos y los cuadros pintados de forma atrevida en las bicicletas de carretera son llamativos por derecho propio. Como hemos comentado en el apartado “5 lugares más comunes en los que se roban las bicicletas de carretera”, cuando estas bicicletas de carretera están siempre aparcadas en el mismo sitio, destacan y se convierten en objetivos fáciles para los ladrones. Los ladrones habituales pueden vigilar determinadas zonas de aparcamiento de bicicletas y esperar a que ciertas bicicletas queden desatendidas. El hecho de que sepan dónde aparcas regularmente les permite prepararse con antelación y actuar con rapidez y decisión.

2. Cortar las cerraduras

En el Reino Unido, el 40% de los robos de bicicletas se cerraron con cadena, cable o grillete. El corte de estas cerraduras no tiene por qué ser realizado por ladrones profesionales. Cualquiera puede cortar fácilmente la mayoría de las cerraduras (no sólo las de cable) con herramientas eléctricas.

3. Bicicletas que no están aseguradas a un objeto inamovible

No siempre se destruyen los candados donde se aparcan las bicicletas. Las bicicletas de carretera son muy ligeras y se pueden transportar y guardar fácilmente. Si las bicicletas se levantan fácilmente de la zona de aparcamiento, los ladrones podrían llevar primero su bicicleta a un lugar menos visible para los demás en coche para tener más tiempo de cortar el candado. Los candados siempre deben envolverse en algún lugar que esté fijado al suelo para garantizar que no puedan ser arrastrados.

4. Llevarse sólo una parte de las bicicletas

Muchas de las piezas que componen las bicicletas de carretera son caras. En lugar de llevarse la moto entera, hay varios casos en los que sólo se roban algunas partes. Las luces y los ciclocomputadores se pueden quitar muy fácilmente. Aunque las ruedas son una de las piezas más caras, se pueden desmontar fácilmente, ya que la mayoría de ellas tienen cierres rápidos y no requieren herramientas para su retirada.

Cómo prevenir el robo de bicicletas

Evitar que sus bicicletas sean robadas por los ladrones puede parecer imposible. Sin embargo, si se comprende su método y se toman las medidas adecuadas, es posible reducir drásticamente la probabilidad de que se produzca. Nuestro próximo artículo hablará de esas contramedidas específicas contra los métodos de robo que se han discutido aquí.