Cómo evitar el robo de bicicletas (2ª parte): Los 5 mejores consejos para evitar el robo de bicicletas

¿Qué podemos hacer para que nunca nos roben las bicicletas? Desgraciadamente, hagamos lo que hagamos, los ladrones siempre pondrán mucho empeño en robar tu moto.
Sin embargo, ahora que sabemos dónde y cómo se roban las bicicletas, podemos reducir la probabilidad de que ocurra. Lo más importante es asegurarse de que tu moto sea mucho más difícil de robar, para que los ladrones se lo piensen dos veces y sigan adelante.

1. Lugares de almacenamiento y estacionamiento

Guarda tu moto en el interior o bajo techo

Teniendo en cuenta que hay muchos casos de robo en viviendas, la única forma segura de guardar una bicicleta de carretera en casa es bajo techo. Por desgracia, no hay una opción mejor. Si guardas la bicicleta en un garaje o en un balcón, asegúrate de que está cerrada con llave y de que no se ve desde la calle. Si no tienes más remedio que guardar tu bicicleta en el exterior, comprueba si tu ayuntamiento pone a tu disposición hangares para bicicletas, que pueden ser un lugar seguro para garantizar su protección. Cubrir la carrocería de la moto también reducirá el impacto del viento y la lluvia, que pueden dañar sus componentes.

Minimizar el tiempo de estacionamiento

Cuanto más tiempo estén aparcadas las bicicletas, más probabilidades tienen de ser robadas o manipuladas. Los lugares como los escaparates tienden a tener tiempos de estacionamiento de bicicletas cortos, mientras que el estacionamiento en estaciones de tren, escuelas y grandes centros comerciales suele aumentar el tiempo de estacionamiento de las bicicletas. Si tiene que pasar mucho tiempo aparcado, debe tomar las máximas medidas antirrobo para que no pueda ser robado fácilmente.

Evite aparcar en el mismo lugar

Como ya hemos comentado, aparcar las bicicletas en el mismo lugar todo el tiempo aumenta la probabilidad de ser objetivo de un robo premeditado. Los aparcamientos de bicicletas en las estaciones de tren y las escuelas suelen utilizarse en horarios determinados, por lo que los ladrones pueden conocer las actividades del propietario antes de cometer el delito. Si no tienes más remedio que utilizar uno de estos parques, debes asegurarte de que las cerraduras están bien apretadas, sin ninguna holgura, y también prestar atención a la colocación de los monitores y las cámaras de vigilancia.

2. Conocer el tipo de cerraduras adecuadas para cada ocasión.

Cerraduras de alambre, de cadena y plegables

Los candados ligeros de alambre enrollado son de los más utilizados, pero pueden cortarse con pequeñas herramientas en cuestión de segundos. Esto los convierte en un objetivo fácil y aumenta la posibilidad de que le roben la bicicleta incluso para aparcarla durante un periodo corto. Los candados de cadena y los candados plegables son más resistentes que los candados de alambre, pero también son más pesados. Hay cerraduras que son a la vez ligeras y robustas, como la OTTOLOCK. Sin embargo, todas estas cerraduras tienen el riesgo de ser cortadas, por lo que no es seguro confiar únicamente en ellas.

Cerraduras D

Se dice que las cerraduras D son las más robustas de todas las cerraduras. Sin embargo, pueden llegar a pesar más de 300 g, y algunos llegan a pesar 1 kg. Cuanto más pesada es la cerradura, más robusta suele ser. Son tan pesados que la mayoría de las veces hay que llevarlos en una mochila o en grandes alforjas. Debido a la naturaleza de las bicicletas de carretera, tener unos candados tan pesados es menos que ideal para un viaje largo.

Evitar los cierres tubulares

La mayoría de la gente se imagina a los ladrones cortando los candados cuando roban bicicletas. Sin embargo, con las cerraduras tubulares (las que tienen forma de botón de encendido/apagado con una cerradura circular y una sola muesca) forzar la cerradura es una tarea fácil para un ladrón experimentado. Por muy robusto que sea su candado, si no tiene el tipo de llave adecuado, su bicicleta puede convertirse en un objetivo fácil. Con la ayuda de una ganzúa, las cerraduras de llave tubular se pueden manipular rápidamente sin llamar la atención.

Elija un cierre hermético

Si tu candado está suelto y hay mucho espacio entre tu moto y el objeto al que lo has asegurado, será más fácil para el ladrón manipular unas cizallas y cortarlo. Cuanto más difícil sea la movilidad de la moto, más difícil y más lento será el robo para los ladrones.

3. Cómo bloquear las bicicletas utilizando los candados adecuados

Bloquear las bicicletas a un objeto inamovible

Las bicicletas de carretera son muy ligeras y se pueden transportar y guardar fácilmente. Es importante que fijes el cuadro de tu bicicleta a una estructura conectada al suelo o a un objeto pesado, como un portabicicletas. Se trata de una medida antirrobo básica porque evita el riesgo de que se lleven la moto sin desbloquearla.

Bloqueo de la bicicleta que no toca el suelo

Si la cerradura toca el suelo, los ladrones pueden utilizar sus pesos para cortar o romper la cerradura con más facilidad. Para evitar darles esta ventaja, asegúrese de que las cerraduras estén altas y alejadas del suelo.

Bloqueo de las ruedas con la bicicleta

Dado que las ruedas con cierres rápidos pueden desmontarse fácilmente sin necesidad de herramientas, es importante asegurarse de que el bucle de las ruedas, así como los cuadros, a la hora de bloquear la bicicleta. Si se intenta bloquear las ruedas delanteras y traseras juntas, se requiere una cadena o un cable razonablemente largo. Por lo tanto, considerar el uso de cerraduras múltiples podría ser también una opción.

4. Invertir en aparatos y accesorios antirrobo

Alarma por detección de movimiento

Además de contar con el tipo de candado adecuado para cada ocasión, disponer de una capa de seguridad adicional en forma de dispositivo antirrobo es otra forma eficaz de mantener la bicicleta fuera del alcance de los ladrones. Contar con un dispositivo de detección de movimiento que dispare una fuerte alarma no sólo será eficaz para alertar a los transeúntes haciendo que los ladrones se sientan incómodos, sino que el ruido inesperado también provocará estrés y pánico en las zonas fuera de la vista, haciendo que los ladrones corten por lo sano y sigan adelante. Se recomienda utilizar alarmas de más de 90dB para que no se mezclen con el fondo.

Dispositivos de seguimiento

Los dispositivos de seguimiento de la ubicación son útiles especialmente si la bicicleta es robada. Hay dos tipos principales de dispositivos: los que rastrean la ubicación a través del GPS y los que utilizan una red Bluetooth.

1)Bluetooth

El alcance efectivo de los dispositivos de seguimiento por Bluetooth, como el airtag, es de aproximadamente 10-20 metros. Se basan en una red de personas que utilizan el mismo producto dentro de este rango para rastrear su ubicación. Un dispositivo Bluetooth funciona mediante ondas de radio para conectarse con teléfonos inteligentes y ordenadores. Esto las hace especialmente útiles en zonas pobladas. Sin embargo, mientras que es muy eficaz para buscar objetos perdidos, como carteras, las bicicletas pueden ser transportadas a quién sabe dónde, lo que hace que el Bluetooth sea una herramienta difícil para rastrear vehículos robados.

2)GPS

Los dispositivos que utilizan el GPS reciben información de localización de los satélites a través de un módulo instalado. Este tipo de dispositivo es más adecuado para el seguimiento de bicicletas, ya que puede recibir información de localización en una amplia gama de lugares, al igual que un teléfono recibiría su recepción. Sin embargo, hay que tener en cuenta que suele ser necesaria una cuota de suscripción adicional, ya que requiere un medio de comunicación (similar al contrato mensual de un teléfono). Además, la función GPS consume mucha energía y se queda rápidamente sin batería. Por lo tanto, un dispositivo como el“AlterLock” que funciona sólo en caso de robo sería adecuado.

AlterLock es un útil dispositivo antirrobo. Se trata de un dispositivo de seguridad con alarma/seguimiento por GPS que te permite vigilar a distancia tu bicicleta y te notifica en tu teléfono cuando el dispositivo detecta movimiento mientras la bicicleta está bloqueada.

5. Prevención de robos de piezas

Llévate las luces y los ciclocomputadores

Las luces y los ciclocomputadores podrían costar más de 100 libras. Sin embargo, estas piezas no pueden bloquearse entre sí. Si vas a estar fuera aunque sea por poco tiempo, deberías quitártelos y llevarlos siempre contigo, aunque sea un poco molesto.

Cierre con ruedas e inversión en accesorios antirrobo

Una forma de evitar que te roben las ruedas es invertir en accesorios antirrobo para ruedas. Dado que las ruedas suelen desmontarse sólo para el mantenimiento o la sustitución, el uso de piezas que sólo pueden desmontarse con una herramienta especial no sería un inconveniente, sino una forma eficaz de asegurarse de que los ladrones eliminen las piezas de su bicicleta para que no sean robadas.

Uso de pernos antirrobo

Los sillines y las tijas del sillín también son piezas que cualquiera puede desmontar fácilmente con una llave Allen. Las piezas caras, como los sillines o las tijas de carbono, pueden hacer que su bicicleta sea especialmente vulnerable a los robos. Sustituir los cerrojos por algo que no se pueda quitar con una llave Allen puede ser un método eficaz para prevenir los robos.

La importancia de estar siempre preparado

Por muchas precauciones que se tomen, los robos pueden producirse. Por lo tanto, es importante tener siempre presente que su bicicleta de carretera es un objetivo. Asegurarse de guardar la bicicleta con llave dentro de la casa en la medida de lo posible es una regla básica. Cuando estés en el exterior, lo mejor es que evites aparcar la bicicleta durante mucho tiempo y que la fijes a un objeto inamovible y bien elevado del suelo. También es importante utilizar alarmas de detección de movimiento como “AlterLock”, que también tiene una función de seguimiento por GPS integrada para aumentar la disuasión y para su propia tranquilidad.

Para garantizar la protección de su bicicleta de carretera contra los robos, es importante estar preparado mentalmente como ciclista. Sería una pena que te robaran la moto por un simple descuido y por aparcarla sin ponerle el candado. Si vas a estar lejos de tu moto de carretera, aunque sea por poco tiempo, asegúrate de tomar precauciones antirrobo en cualquier circunstancia. Si muchos ciclistas adoptan medidas antirrobo exhaustivas, el número total de robos disminuirá y el número de personas que intentan robar también, creando un ciclo de cambio a largo plazo que nos beneficiaría a todos los aficionados a la bicicleta.